Última Hora: Nuestra patria

這是

Última Hora
Última Hora
Nuestra patria https://www.abc.es/opinion/abci-isabel-diaz-ayuso-nuestra-patria-201910112353_noticia.html Oct 11th 2019, 21:53
Una
fiesta nacional es un día feliz de celebración ciudadana donde se reconoce todo lo conseguido a lo largo de nuestra historia. Es un día de agradecimiento a los ancestros por la prosperidad institucional y material que ellos construyeron para que nosotros la disfrutásemos. Quiero que todos los españoles celebremos juntos nuestra Fiesta Nacional, orgullosos de la nación en la que vivimos, por el pasado del que venimos, por el presente que disfrutamos y por el futuro que vamos a construir. Porque la nación, como escribió Edmund Burke en una frase fantástica, es una asociación entre los muertos, los vivos y los que todavía no han nacido.
Por esto mismo, somos conscientes de que nuestra Nación no nos pertenece sólo a los españoles de hoy. También sabemos que en la vieja Historia de nuestra patria no siempre hemos sabido articular un sistema de convivencia en el que todas las libertades estuvieran garantizadas y en el que todos los derechos estuvieran reconocidos, como sabemos que nunca se ha logrado eso mejor que en el periodo que comenzó con la Constitución de 1978. Hoy disfrutamos de un ordenamiento jurídico del que estamos orgullosos por el bienestar y la libertad que nos proporciona.
Una fiesta nacional es también una renovación del compromiso de vivir juntos, y de seguir contribuyendo a la construcción de la nación. Decía Antonio Machado «que no es patria el suelo que se pisa, sino el suelo que se labra. Que allí donde no existe huella del esfuerzo humano no hay patria. La patria es algo que se hace constantemente». Y queda mucha patria por hacer.
Pero me gustaría que hoy disfrutemos. Que seamos conscientes de lo afortunados que somos. Porque el legado recibido es fantástico: Somos solidarios entre nosotros y generosos con los demás. Somos, y a una distancia enorme del siguiente, la primera nación en donaciones de órganos y en operaciones de trasplantes. Tenemos la esperanza de vida más alta del mundo. Tenemos unos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado modernos y escrupulosamente respetuosos con el ordenamiento jurídico. Unas empresas constructoras internacionales que realizan obras magníficas allí donde son reclamadas. Y hay miles de razones más por las que estar satisfechos.
Nuestros antepasados nos han regalado una lengua que nos hermana con más de 500 millones de personas. Algo que, en la nueva sociedad de la información, es una ventaja de la que no sé si somos conscientes. Nuestro idioma es como nosotros, cambiante, creado por todos y modificado por todos.
No exaltamos las diferencias, ni tenemos nostalgias de tiempos pasados, y si glorificamos algunos capítulos de nuestra historia es porque son gloriosos para la humanidad. Además, lo son de verdad. Un 12 de Octubre, unos hombres que no habían visto el mar lo cruzaron, descubrieron un continente y la forma redonda de la tierra. Allí donde ellos desembarcaron, los nativos constituyen hoy en día el porcentaje más importante de la población. Allí donde otros desembarcaron apenas queda algún indígena en reservas olvidadas.
Nosotros, en nuestra fiesta nacional, no celebramos la derrota del enemigo en una batalla sangrienta, celebramos la unión de dos hemisferios. Aquellos nativos fueron considerados españoles iguales en derechos. Somos buena gente.
Vivimos como a nosotros nos gusta vivir, en el mejor país del mundo. Mejorable, sí, pero ya es fantástico. Dejemos de una vez los pesimismos y cuidemos la nación porque España es una gigantesca red de afectos que nos protege, tejida por millones de ciudadanos anónimos a lo largo de los siglos. España es un regalo magnífico, un testigo al que tenemos que contribuir, porque nuestros actos sólo adquirirán sentido dentro de esta narración que es la construcción de España.
Los grandes acontecimientos que crean la nación no son las batallas ni las revoluciones, sino los actos cotidianos. Esto es lo permanente, la gestión eficaz de la administración, la construcción de infraestructuras públicas (hospitales, escuelas, líneas de metro…), la suma del trabajo bien hecho de cada uno de nosotros, esto es hacer Patria.
Es en España donde cada uno de nosotros contribuye con su trabajo diario al esfuerzo civilizador universal. Sí, a lo universal, porque, no lo duden, nuestra única forma posible de ser universales es ser españoles. Y serlo sin chauvinismo, sin golpes en el pecho ni nostalgias de épicas trasnochadas. La nuestra es una gran nación que, sencillamente, desarrolla en su territorio y a su manera el ideal occidental ciudadano en el que cada uno tiene el máximo de libertad para desarrollar su talento y contribuir a esta obra de todos. Los españoles del siglo XXI podremos decir con orgullo que en nuestra Patria hemos cumplido con nuestra parte del trabajo, que vamos a ser unos buenos ancestros de los españoles del futuro. Hoy es el día de celebrarlo unidos, conscientes de nuestra suerte y de nuestra fuerza.

You are receiving this email because you subscribed to this feed at https://blogtrottr.com
If you no longer wish to receive these emails, you can unsubscribe here: https://blogtrottr.com/unsubscribe/hM0/rV6h2V